Confech pone en su vereda a la “bancada estudiantil” y prepara agenda “modo mundial”

Tras comprometer apoyo de los ex dirigentes estudiantiles, quienes reafirmaron el llamado de los estudiantes a fortalecer la educación pública e incluirlos en la construcción de proyectos de ley impulsados por el Gobierno, los universitarios acordaron una pauta de trabajo para detallar en las bases su rechazo a la reforma educacional y mantenerse alerta ante dos hitos cercanos: el inicio del plan de participación ciudadana que anunció el Mineduc y la coincidencia de los primeros 100 días de gobierno con la participación de la selección chilena en el Mundial de Brasil.



Tras casi tres horas reunidos en el segundo piso de la oficina de la Feuc, en la Casa Central de la Universidad Católica de Chile, integrantes de la mesa ejecutiva Confech y los parlamentarios de la llamada “Bancada estudiantil” llamaron al gobierno a impulsar el reforzamiento de la educación pública junto a los proyectos de ley de la reforma educacional y a abrir espacios para que los movimientos sociales incidan en la construcción de ésta.

Las comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola y los independientes Gabriel Boric (Izquierda Autónoma) y Giorgio Jackson (Revolución Democrática) debatieron y terminaron adhiriendo al conjunto de demandas que la Confederación de Estudiantes de Chile fijó el pasado sábado en el pleno Confech de Antofagasta, en el que además de convocar a una nueva marcha nacional para el martes 10 de junio, se definió el rechazo al envío de proyectos de ley de manera parcelada y un rechazo concreto a la reforma, por mantener y profundizar el sistema actual de mercado.

Una reunión que es parte de una ronda de conversaciones que los estudiantes universitarios ya han iniciado con otros actores relevantes en el debate educacional, que seguirá en las próximas semanas con los rectores, funcionarios del Mineduc y otras organizaciones sociales y que busca poner a todos los integrantes del movimiento social por la educación en la misma vereda. Vereda contraria a la de Nicolás Eyzaguirre y el Gobierno.

Participación al palo

La discusión de este sábado recién pasado en la Universidad de Antofagasta, sin los contratiempos de los plenos Confech anteriores, sirvió para sintetizar y repartir tareas para las distintas federaciones que las integran. Coincidiendo en la pésima evaluación que tienen de lo obrado por el ministerio de Educación hasta el momento, los universitarios acordaron recalcar el rechazo a los proyectos enviados por el Gobierno, todos sin participación real de ellos en su construcción.

Para ello, los universitarios acordaron un “plan de socialización” de sus propuestas, el que se llevará adelante en los próximos días con presencia de dirigentes en universidades, colegios y espacios de organización social.

Ya en las semanas anteriores se reunieron con el Consejo Nacional de Trabajadores por la Educación, que participa al interior de la CUT, y con el Colegio de Profesores. Y luego de la reunión de ayer lunes, vendría una ronda con el Cruch (Consejo de Rectores), Andime (Asociación Nacional de Funcionarios del Ministerio de Educación) y otras organizaciones que participaron en los encuentros programáticos organizados por los universitarios en el Museo de la Memoria, el mes pasado.

La idea, cuentan al interior de la Confech, es reafirmar las consignas de defensa de la educación como derecho social (“Donde hay derechos no hay mercado”) y contrarrestar la estrategia del ministerio de participación ciudadana, del que dudan puedan tener incidencia si es en los mismos términos que la ronda de reuniones que ya realizó Eyzaguirre en su primer mes como secretario de Estado.

La reunión, coincidentemente, fue el mismo día en que el asesor del ministerio de Educación, Miguel Crispi, ex dirigente estudiantil y ex coordinador nacional de Revolución Democrática, anunció el “Plan nacional de participación” a través del cual se realizarán diálogos con distintos actores de la ciudadanía para que puedan aportar en la construcción de los próximos proyectos de ley.

El anuncio vino después de una reunión entre el ministro Eyzaguirre y organizaciones de padres y apoderados como la Asociación Metropolitana de Padres y Apoderados (Amdepa), la Coordinadora de Padres y Apoderados por el Derecho a la Educación (Corpade) y la Confederación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados de Chile (Confepa).

“Creemos que los padres y apoderados son los primeros que tienen que tener la información sobre la mesa de manera directa, para que puedan tener una opinión informada respecto de lo que vamos a hacer con estos proyectos y lo que vamos a hacer en el futuro”, dijo el asesor del Mineduc, Miguel Crispi, quien estará a cargo de este proceso junto al Coordinador de Participación Ciudadana de esa cartera, Andrés Soffia.

El ex presidente de la Feuc agregó que desde el ministerio comenzará “un proceso de diálogo denso de participación donde podremos dialogar con la ciudadanía, con los actores más organizados, con los líderes sociales del movimiento estudiantil y del movimiento social por la educación, de manera que en lo que viene, que es la construcción de un nuevo sistema educativo, puedan sentirse parte y decir que al final del día tienen un espacio en el cual entregar sus posiciones y hacer sus aportes a la reforma”.

Sin embargo, desde la Confech ven con desconfianza el llamado, ya que tras la reunión anterior entre estudiantes y el ministerio no se acordó un trabajo conjunto y finalmente los dirigentes estudiantiles se enteraron “por la prensa” de los contenidos de los primeros proyectos presentados en el parlamento.

“Los proyectos enviados no son suficientes cuando no ha existido, a la par y paralelamente, un debate y sobre todo un proyecto para fortalecer la educación pública de nuestro país”, dijo la presidenta de la Feuc, Naschal Aburman. A la par, la presidenta de la Fech, Melissa Sepúlveda, señaló que no estarán dispuestos a validar medidas que sólo regulan el mercado de la educación.

“Es necesario posicionar sobre todo el debate programático y cuáles son los elementos centrales que deben regir una reforma educacional que apunte a cambiar estructuralmente el modelo de educación que tenemos hoy en día”, dijo la dirigente, ayer en uno de los patios de la UC.

Modo Mundial

Tras la reunión del sábado, los universitarios se fueron esta semana con distintas tareas para sus respectivas federaciones. La principal es la de socializar las propuestas y explicar por qué la reforma del Gobierno no aborda ni se pronuncia sobre el abandono de la educación pública y no asegura fortalecerla “para transformar la educación en un derecho social garantizado”.

Para eso, la misión de las federaciones es ocupar distintos canales de información y elaborar informes, presentaciónes, infografías, videos, trípticos y hasta memes para difundir. Las actividades serán organizadas por los distintos zonales (Norte, Quinta, RM y Sur) y durante los próximos días la mesa ejecutiva se reunirá con los encargados de comunicaciones para definir cómo promover las demandas y convocar a la marcha del 10 de junio, dos días antes que comience el Mundial de Fútbol de Brasil y tres antes del debut de la selección chilena.

La cita mundialera no es un tema menor. Desde los últimos dos Confech que el tema ha sido abordado en tabla y ha sido tan relevante que incluso afectó en la decisión de la próxima marcha. “No podíamos convocar para esta semana porque estaba muy encima y tampoco para la otra, porque chocaba con el primer partido de Chile”, señaló un dirigente.

“No es precisamente dónde vamos a ver los partidos, si no qué vamos a hacer en este tiempo donde hay una oportunidad enorme que nos pasen goles desde el Gobierno y que se sigan enviando proyectos, que es un poco la lógica que han seguido”, comentó Aburman.

La idea, señala la presidenta de la Feuc, es aprovechar los días para construir y pulir los detalles de las propuestas. Además, los universitarios definieron reunirse de manera extraordinaria el 14 de junio, en la Universidad de Concepción sede Chillán, para evaluar la marcha y prepararse para el cumplimiento de los primeros 100 días de Gobierno, fecha que coincide con el segundo partido de la selección chilena, versus España.

“Sabemos que va a estar el Mundial, va a haber una agenda copada con eso, pero los cambios, las discusiones en el ministerio y el Gobierno se van a seguir teniendo. Por lo mismo, es muy necesario seguir vigilante, seguir proponiendo y estar activos, lo que es un desafío importante pero que ocurre en un contexto especial, con lo de los 100 días y con el envío de proyectos de educación superior”, señaló la presidenta Feuc.

Fuente: The Clinic

Anuncios